domingo, 31 de enero de 2016

Saguilán y Román salen victoriosos

Nery "Pantera" Saguilán

(KSM) Nery “Pantera” Saguilán logro retener su Campeonato Internacional Ligero del Consejo Mundial de Boxeo (WBC) por una polémica puntuación de 114-113 (N), 113-114 (D) y 114-113 (N) ante el filipino Leonardo “Toto” Doronio en lo que fue la pelea estrella de la velada que presentó Promociones del Pueblo y Sampson Boxing en el Centro de Convenciones de Ixtapa-Zihuatanejo, Guerrero.

Los primeros cuatro giros no ofrecieron nada especial de parte del mexicano que cedió totalmente la iniciativa al filipino que por carecer de dinamita en los puños solo conseguía lastimarlo pero sin lograr ponerlo en malas condiciones, lo que hizo que algunos aficionados comenzaran a hacer notoria su inconformidad.

Al llegar el primer corte de puntuaciones los tres jueces coincidieron al ver arriba a Nery por 39-37, en una pelea plagada de payasadas y de muy poco boxeo.

Para el octavo giro se le complicaba el panorama a Nery luego de que el réferi le baja un punto por sus actitudes, al momento de llamarle la atención Guadalupe García, Saguilán intenta descontar auténticamente al tagalo como lo hizo contra Wilfrido Buelvas, solo que ahora no le funcionó el truco sucio y la pelea continuó.  

Para la segunda tanda de puntuaciones el primer juez dio 77-74 a favor de Saguilán, el segundo de 75-76 para Doronio y 76-75 del tercero para Saguilán.

Se acercaba el final de la pelea y los golpes de Doronio aunque no potentes, si acumulativos, por lo que el rostro de Nery se notaba ya bastante lesionado y con un sangrado constante de las fosas nasales, insistiendo en hacer sus payasadas o meterse en constantes reclamos contra el réferi en vez de centrarse en el rival.

Mucho “Micky” Román para Herrera.

Sin piedad alguna y con una muy amplia superioridad el juarense Miguel “Micky” Román logro imponerse por nocaut técnico al inicio del cuarto round al colombiano Yogli “Olafo” Herrera quien apenas y pudo meter las manos ante un rival de mucho poder de nudillos y que presumió una precisión casi perfecta al momento de castigar la zona hepática.

Herrera cometió el error al quedarse parado junto a las cuerdas donde Miguel no tuvo consideración alguna, abriendo la ofensiva con el opercot de mano derecha al rostro y rematando con par de ganchos a los costados, debilitando con facilidad al colombiano que opto por no salir a combate para el cuarto giro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario