martes, 2 de febrero de 2016

Análsis de Raúl Rivera del Súper Tazón 50 (Parte 2).



Fotos: Pablo Lozano.
Head Coach - Raúl Rivera de Pumas CU
(KSM) En esta segunda parte de la entrevista el entrenador de los Pumas de Ciudad Universitaria nos da su punto de vista sobre la importancia que puede cobrar la entrega de balones y que tan necesarios son ambos mariscales de campo en sus respectivos sistemas ofensivos, quien pesa más y porque.


Carolina llega de aprovechar 7 entregas de balón de parte de los Cardenales de Arizona, la mayoría errores y de todos conseguir puntos mientras que Denver con su perímetro logro tener a raya a Nueva Inglaterra con intercepciones trabajadas, no producto de un mal pase.

“Esa es la diferencia en un partido que esta apretado, que está parejo técnica o tácticamente, la entrega de balones, quien controla el balón controla el juego y quien realiza la menor cantidad de castigos tiene mayor posibilidad de concretar, en igualdad de circunstancias el equipo que menos entrega la pelota, menos castigos hace tiene una ventaja el uno sobre el otro sin duda alguna”.

A la ofensiva Carolina depende más de Newton que Denver de Manning.

Dado que puede pasar la pelota con una buena bolsa de protección y con un ataque terrestre aceptable los Broncos cuentan con un ataque más balanceado como lo explica Rivera, mientras que Carolina apuesta mucho por lo que pueda hacer individualmente Newton, lo que implica un alto riesgo.

“Yo creo que Denver va a tratar de imponer su ataque aéreo y va a confiar en la precisión de su quarterback y en la experiencia de él, yo creo que Carolina si va a apostar por el talento individual de su quarterback, a que empiece a hacer jugadas grandes, a que rompa las coberturas retardándolas, al no tirar en conteos rápidos sino específicamente, al romper la jugada inicial las trayectorias se alargan y eso hace que las coberturas se rompan e indiscutiblemente te vuelves muy peligroso”.    

La elusividad conlleva un alto riesgo, “sin embargo hay un riesgo muy importante para ese quarterback que es que un tackleo fuerte provoque una lesión, perder la pelota porque estas corriendo con ella, en fin, es un riesgo, pero es algo que si lo logra hacer Carolina y logra establecer este tipo de ataque que de pronto desbalancea puede ganar”.

“Sin embargo si Denver si hace un planteamiento estratégico donde logre copar al quarterback y evite que haga jugadas grandes entonces la balanza se puede inclinar a favor de Denver”.

Y es que dependiendo del desempeño de los mariscales de campo puede tener mayor relevancia el trabajo de los receptores abiertos.

“Creo que la diferencia es el tipo de quarterback, los receptores pueden jugar más abiertos por las trayectorias, cuando tu rompes la trayectoria del pase tu rompes la cobertura también y entonces se vuelve más ahí un tocho, regresas hacia la caja del quarterback y todas las coberturas terminan siendo personal mientras que en la situación de los Broncos de Denver tienen que ser estrictos al hacer sus trayectorias porque al final eso le va a permitir a su quarterback más certero sin tener que salir de su bolsa de protección y Carolina va a poder utilizar dos tipo de cobertura, personal y de zona mientras que Denver si el quarterback de Carolina comienza a correr va a tener que usar solo personal”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario