lunes, 18 de julio de 2016

Entrevista exclusiva con Carlos Santamaría (1)



Fotos: Pablo Lozano.
Carlos Santamaría
(KSM) Carlos Santamaría nativo de San Luis Potosí a sus 23 años se ha convertido en el nuevo poseedor del Récord Guiness al atravesar el continente americano desde Alaska hasta la Patagonia en tan solo 117 días y 5 horas en bicicleta, superando por 8 días la marca anterior. El también estudiante de la carrera de Ingeniería Física de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí ahora quiere romper el récord de la vuelta al mundo entre otros proyectos.


El primer obstáculo a vencer era la sola idea de intentar una aventura como ésta. Previamente ya había cubierto rutas como San Luis Potosí-Acapulco en 7 días; Alaska a Chihuahua en 50 días, San Luis Potosí – Guatemala – Belice y de regreso a San Luis Potosí en 15 días, antes de la gran aventura.

Luego de probar suerte por varios años en el futbol o en el tae kwon do donde incluso entrenó junto a María del Rosario Espinosa o Guillermo Pérez por fin se encuentra con una bicicleta y todo cambio, “fue a los 19 años cuando comencé a tocar la bicicleta y me di cuenta que tenía un don, me di cuenta que no me cansaba siempre y cuando llevando mi ritmo, empecé a pedalear primero 30 kilómetros afuera de mi casa, después 60, luego 100, 200 y llegue a pedalear hasta 300 y me di cuenta que era algo mío”.

Conforme veía más avances tanto sus amigos como conocidos le dieron la idea de hacer esto de una manera más seria y que tuviera alguna validez por lo que inició los trámites para buscar un Record Guiness.

“Me comunique con Record Guiness y me dijeron todas las reglas que se debían de llegar, todas las cosas que uno debe de hacer, empiezas en Alaska y terminas en Argentina, el récord pasado estaba en 125 días de un escoces y desde 2010 muchos lo habían intentado romper, yo me di cuenta que estaba apto para esto”.  

Y es que pese a estar lejos de casa esos temas no se alejan y poco a poco se suman a los obstáculos que hay que ir venciendo, “son muchas controversias que van pasando, uno piensa que es perfecto y es todo en contra, si es algo muy psicológico, todos los días me levanto y decía, va a estar tu día en contra, eso tenlo en la mente”.

Al grado de que hubo muchas veces que la idea de abandonar esto paso por su mente, “definitivamente no hubo un día donde no dijera ya no”.

El inicio de la ruta le permitió ver por primera vez en su vida la nieve, experiencia que le permitió quemar tantas calorías al grado de bajar hasta 6 kilos en 2 semanas. En México fue cuando tomo su único día de descanso durante la ruta que pasaba por su casa y de ahí a Centroamérica donde comenzó la parte fuerte de la aventura.

“Efectivamente si hay países donde hay racismo, si jugaba conmigo en algunas fronteras, uno pensaría que es más fácil cruzar hacía Centroamérica las fronteras y que hay menos problemas que en Estados Unidos o en Canadá, en Panamá si hay racismo contra los mexicanos, si m estuve alrededor de 5 horas en una frontera que me dejaran pasar”.

Y también hay lugares donde te reciben con las manos abiertas como Colombia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario