lunes, 8 de agosto de 2016

Agradecido con la vida y el box: Cruz.



Fotos: Pablo Lozano.
José Luis Cruz
(KSM) José Luis Cruz ex campeón nacional ligero asegura ser uno de los contados boxeadores afortunados en poder haber disfrutado del deporte del boxeo de 1959 a 1970, sin necesidad de haber ganado un título mundial, disfrutar de lo que este deporte le dio y le da hasta la actualidad, siendo el quien dijo como y cuando dejar el deporte y no el deporte lo dejo a él.


“El boxeo me ha dejado muchos recuerdos, dinero bendito sea Dios no me quejo, vivo con mi señora y con tres hijos y vivo la vida bien hasta que Dios me separe y no me quejo de nada, en todo me ha ido bien, en todas partes me ha ido bien así es que no tengo queja de la vida, la vida me ha dado todo, me ha dado dinero, vivo bien aquí en mi casa, además ahora mi esposa se dedica a la comida y ni modo de decirle que no porque esa es su vida”.

Cruz es nativo de Pastor Ortiz en el Estado de Michoacán un 8 de abril de 1941, logro un historial de 30 victorias de las cuales 26 fueron por la vía del nocaut por 12 derrotas (6 por nocaut) y un empate. Dentro de sus combates más destacados está el haberse enfrentado a Tommy Tibbs en Ciudad Juárez y Ultiminio Ramos en el desaparecido Toreo de Cuatro Caminos ante un lleno.

“Me he cuidado, no bebo, no fumo, no drogas ni nada, como ahora hay todo eso yo me retire antes  de que me pase lo que a ellos les paso y cada quien su vida, todo está aquí en el recuerdo, recordar es vivir”.

En su vida se casó con María Elena Hernández y tuvo tres hijos; José Luis, Edmundo y Leticia Cruz Hernández.

Luego de decir adiós a los encordados dejo de estar al pendiente del boxeo, “ya ni veo el boxeo, la verdad es que ya ni me interesa, ya lo pasado, pasado, ya no, lo mío fue y ya no es, yo nada más veo mis fotos y que estoy bien, mi esposa vende comida y todavía me dan dinero en la Compañía de Luz, todavía tengo mi pensión y que más le pido a la vida, nada más que Dios me ayude y que viva lo que tenga que vivir”.

Doña María Elena platica la anécdota sobre uno de sus hijos, José Luis, quien hoy se desempeña dentro de la policía federal y que aunque tuvo la inquietud de entrar al boxeo, un solo entre le basto para decir que siempre no.

“Mi hijo no quiso el box, le gustaba mucho, había otro señor que llevaba su hijo también a boxear a la edad de 17 años y un día mi esposo lo pone con este muchacho, se han dado una pero de aquellas y mi hijo me dijo, no mamá mejor estudio esto está bien canijo, pero ya se estaban matando porque ni uno se dejaba ni el otro”.

La última pelea de que se tiene registro por parte de José Luis es de un 21 de abril de 1970 perdiendo por nocaut ante el norteamericano Ricardo Medrano en Oklahoma City, Estados Unidos.

Actualmente cuenta con una pequeña cocina económica en su domicilio en la colonia Escuadrón 201 de la Ciudad de México además de su pensión por la desaparecida Compañía de Luz y Fuerza del Centro con lo que lleva una vida tranquila y sin apuros económicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario