martes, 20 de diciembre de 2016

Eléctrico, la evolución de las Pequeñas Estrellas


Eléctrico

Fotos: Pablo Lozano.

(KSM) Uno de los referentes más importantes de la lucha libre mexicana dentro de la Liga de las Pequeñas Estrellas es Eléctrico, el prototipo del gladiador moderno pues no solo se preocupa por su carrera deportiva sino profesional, avanzando en ambos aspectos a la par, cerrando un gran 2016 y con objetivos muy puntuales para el 2017.

“Cierro el año y estoy contento, en cuanto a la lucha todo ha salido bien, perfecto, creo que hoy la gente ve a Eléctrico como un referente de las Pequeñas Estrellas como lo son Astral, contento porque traigo todavía el Campeonato Nacional ligero que no es poca cosa, un campeonato que tiene historia”.


En el plano profesional “más contento porque me ausente un poco de los concursos de fisiconstructivismo porque estuve realizando una maestría que concluyo este mes en el Politécnico, cierro el año bien tanto en lo académico como en lo profesional”.


En su carta a Santa Claus su deseo sería “la cabellera de Demus 3:16, otros campeonatos, o siempre lo he dicho, me gustaría estar en las filas de los luchadores de talla normal, ese sería un gran reto para Eléctrico”.  

La noche que cambio todo

Un viernes 3 de diciembre de 2010 en la Arena México la vida del joven gladiador cambiaría tras conseguir su primera gran victoria, la máscara del Pequeño Black Warrior.

“Fue algo que me marco, mi primer logro dentro de la lucha, cualquiera sueña con ganar una máscara en la Arena México, de ahí partí como víctima pero siempre seguro de hacer bien las cosas, sabia a lo que me iba a enfrentar, confiaba sobre todo en los conocimientos de profesores como Satánico, Ringo Mendoza, Shocker y Virus, esa noche demostré que podía ser un referente, salí esa noche con el triunfo y la gente me lo reconoció con dinero. Desde ahí los rivales comenzaron a medir su distancia y de este lado de los técnicos vieron que no fue cualquier máscara que gane, más de 20 años de carrera que traía”.


Falta de oportunidades.   

Como integrante de la Liga de las Pequeñas Estrellas considera que “se ha frenado el desarrollo de las Pequeñas Estrellas por falta de oportunidades, yo creo que los programadores tienen una falta de decisión para meternos en un cartel, ha faltado tenernos ese voto de confianza, esperemos que pronto nos den esa oportunidad en una fiesta, en un Aniversario o Dos Leyendas, en eventos fuertes hemos demostrado que tenemos calidad”.

“¿Qué me hace falta?, yo creo que solo definir la realidad entre Demus y yo, la gente se ha quedado con esa espina, pero también quiero que vean que las Pequeñas Estrellas podemos estar dentro de un cartel fuerte, que mi personaje puede estar dentro de las grandes ligas”, concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario