jueves, 22 de diciembre de 2016

La otra cara de Mr. Niebla



Mr Niebla

Fotos: Pablo Lozano.

(KSM) Líder del concepto de la Peste Negra, originario de la Ciudad de México y orgulloso vecino de la Colonia Pencíl, Mr. Niebla es un luchador que a lo largo de 25 años de carrera profesional ha escrito una página dorada en el mundo del pancracio llevando al personaje a una evolución que permite combinar tantas cosas a la vez y adaptarse a los gustos del público actual. Muy criticado pero jamás igualado, así es “El rey del guaguanco”. 

“Hay muchas cosas, Mr. Niebla siempre se da al todo por el todo arriba del ring, hacer presencia, de convivir con la gente, de darles esa luz, de darles ese buen mensaje, pero también hay que ver que detrás de este personaje tiene errores y adicciones, problemas personales”.

El manejo de las situaciones y emociones es una de las características de Niebla, quien lejos de ver lo negativo a las cosas, siempre le encuentra el lado inteligente o chusco a cada cosa, y en vez de ser algo en contra, lo vuelve un punto más a su favor”.

“A la mejor la gente ya sabe que yo tengo un problema de adicción al alcohol y ese es mi único problema, yo sería perfecto pero creo que en este mundo nadie es perfecto, a lo mejor se ve al luchador rudo o el favorito de la gente, como me quieran nombrar, pero soy el más criticado, y gracias a esa criticas me agarro de eso y lo manejo de manera inteligente y que no me agarre, si la gente dice que soy borracho les digo que sí, soy teporocho”.  


Arriba del ring sigue quedando a deberle a la gente verlo en el Aniversario del Consejo Mundial de Lucha Libre exponiendo su tapa, “creo que para desenmascarar a Mr. Niebla necesito u muy bien rival, una noche que sea memorable, no sé qué pueda ocurrir esa noche, pero voy a defender a capa y espada lo que me ha dejado tantas cosas favorables en mi vida que es mi máscara”.

“Me hubiera gustado Atlantis, LA Park, el Dr. Wagner Jr, cabezas grandes, y creo que para tener un buen espectáculo de cinco estrellas tendría que ser un encuentro de esa magnitud”.

Triunfos a lo largo de 43 años de vida y 25 como luchador todavía no lo tienen del todo satisfecho pues “me faltan ganar todavía muchas cosas en mi vida, son cosas que de repente te traen a la mente que son tantas, en toda mi vida siempre me he querido considerar y lo soy, no soy malo, pero uno siempre en la vida quiere ser un buen amigo, buen papá, buen hijo, buen hermano, buena persona laboral y obviamente pensar en el futuro porque este deporte te cobra las facturas y al único que no le puedes ganar es al tiempo”.

Cuando el tiempo lo alcance y sea el momento de dedicarse a otra cosa, le gustaría que la gente comprendiera lo que hizo como deportista y lo que aporto a la lucha libre, dando lo mejor como atleta, pero llevando su personaje más allá de lo imaginado.


“Era un luchador fuera de lo común, fuera de lo que estaban acostumbrados a ver, un luchador vivaracho, que subía a jugar, que subía a cotorrear, pero a pesar de eso, que todos me dicen que soy un payaso, que hago ridiculeces, pero hasta payasadas y ridiculeces dicen, que para ser payaso hay que pintarse bien, para verte bien, yo reto a mucha gente para que haga lo que yo hago, hay que tener cerebro y tener una capacidad física, si este personaje solo hubiera sino un payaso o un ridículo no habría durado 25 años” .

“La gente volvió a verme, porque yo me salí de todos los esquemas y de todos los estilos y creo que Mr. Niebla es eso, el día de mañana que me recuerden con un estilo diferente”, agrega.

En su historia cuenta con las máscaras de Pablo Fuentes Reina MS-1; Bestia Negra, Popitekus, Estrella de Plata, Súper Brazo, Ébola, Cavernícola II, Mr. Niebla (con quien apostó no solo el derecho a ser el único portador del nombre sino de la máscara) y Shocker.

No hay comentarios:

Publicar un comentario