jueves, 12 de enero de 2017

Solar, primer maestro de El Santo Jr



Fotos: Pablo Lozano.
Solar vs Negro Navarro
(KSM) Uno de los maestros más reconocidos en la actualidad dentro de la lucha libre es Solar, quien se mantiene en activo y posee un nivel tan alto al grado de que fue el primero en entrenar a El Santo Jr, el nuevo heredero de la Leyenda de Plata, una figura tan emblemática del pancracio nacional que se espera sea mayor que lo mostrado por su padre El Hijo del Santo.


“Efectivamente que estuvo entrenando conmigo, yo fui el primero que lo agarre, de verdad esta grande, esta joven el chavo, ya lo he visto luchado por ahí, estuvo entrenando un tiempo con nosotros, él venía nada más los sábados porque estaba luchando y de verdad un chavo con muchas ganas, con mucha hambre de triunfo, de triunfar en la vida, es muy joven y yo al verlo pensaba que yo así empecé”.

Y con esa sabiduría que le ha dado la vida el mejor consejo que le da al joven de plata “yo creo que lo que debe de hacer es ser él, y no tratar de ser como oro luchador, el Hijo del Santo fue muy diferente a su papá, El Santo Jr es muy prematuro decir a quien se va a parecer, para mi punto de vista que se sienta bien cómo él”.

“Que no quiera imitar ni a su papá ni su abuelo, que sea como es él y así debe desenvolverse luchísticamente, lo importante es que él lo quiera”.

Técnicamente opina que “tiene las bases el chavo, yo lo vi luchar muy poquito y sé que estuvo entrenando otras cosas además de la lucha libre y eso es bueno, de todas las disciplinas que aprendas es bueno, como ahorita que está de moda el jiu-jitsu el vale todo, aquí en la lucha libre abarcas todas las disciplinas y entre más disciplinas domines es mejor”.

Y es que es un gran honor ser parte de los elegidos para darle vida al tercer enmascarado de plata, “yo conocí a su abuelo cuando empezaba, estaba muy chavo, me siento padre de participar en la tercera generación, se siente padre que haya sido el primero que agarró al hijo de El Hijo del Santo”.

Sin embargo confiesa que “no por ser mi amigo su papá se la puse fácil, al contrario, si le di un poquito porque aquí no hay que engañar a nadie y que la lucha libre es un juego, que la lucha libre es de verdad y es un deporte serio y no tratarlo con pinzas, hay que ver si le gusta al chavo y si no que mejor ni se metiera”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario