viernes, 31 de marzo de 2017

Contacto arruina actuación de Pardo



Fotos: EPI Press
Pardo se fue con las manos vacías de Monterrey
(KSM) Rubén Pardo tuvo una negra presentación en la temporada 2017 de la NASCAR Peak México Series ya que pese a conseguir el quinto puesto durante la ronda de calificación, primero una llanta ponchada y luego un contacto a pocas vueltas de terminar la carrera en Monterrey lo dejo sin posibilidades de lograr por lo menos un Top-10.


“Fue una carrera complicada, arrancamos quinto en la parrilla y eso nos dio buenas opciones de pelear por la victoria, estuvimos cuartos y segundos, pero una llanta ponchada nos sacó de balance, provocándonos entrar a pits y perder tiempo”, señaló el integrante del equipo HO Speed Racing.

Cuando parecía el auto #15 recobrar el ritmo de carrera y enfilarse a una remontada, un contacto lo hizo perder balance y con pocas vueltas para el final, Pardo se tuvo que conformar con debutar con un lugar 16.

“Cuando íbamos ya recuperando el paso, un pequeño contacto nos descontroló por completo, dejándonos sin posibilidad de pelear por más debido a que el tiempo ya era enemigo. Aún, así creo que se hizo un buen trabajo, ahora tendremos que checar los detalles y corregirlos para seguir siendo competitivos en la siguiente carrera”, dijo.

Luego de este complicado inicio, Pardo ya piensa en que tiene que reponerse lo antes posible y centrar todas las baterías en la segunda fecha del campeonato el 23 de abril en San Luis Potosí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario