jueves, 19 de julio de 2018

Nací para ser el número uno: Alameda


Foto: Pablo Lozano.
Un joven con deseos de llegar a lo más alto
(KSM) Aarón Alameda, originario de Nogales en el Estado de Sonora, es parte de una familia de boxeadores, pues casi todos sus primos y tíos de su familia materna practicaron en algún momento el pugilismo; fue su tío Leonardo quien a los 13 años lo acercó a la práctica del boxeo como disciplina pues comenzaba a sufrir problemas de sobrepeso. Ser relegado a la banca durante su etapa amateur lo hizo decidir en dar el salto a profesional.


Desde los 13 años comenzó su andar en este deporte “porque de parte de la familia de mi mamá fueron boxeadores, uno de mis tíos me invitó a entrenar cuando tenía 13 años y así comencé”.

Y ese deseo se crecer le permitió al de Nogales el poder otro paso más hacia el frente al ingresar al Comité Olímpico Mexicano, “ahí estuve como dos años y medio casi tres, representando a mi país en varios torneos internacionales, estuve como seis o siete años en el amateur”.

Pero eso parecía poco para Alameda quien no pudo llegar a unos juegos Olímpicos a diferencia de otros de sus compañeros, “me decidí por el profesional porque no hubo buenas decisiones allá en el amateur, por lo que mejor decidí hacerme profesional”.

Y es que Aarón no tuvo el apoyo de parte del COM como para ser una figura como otros de sus compañeros. En su paso por el equipo México Guerreros que competía en la Serie Mundial de Boxeo una de las cuestiones con las que no estaba de acuerdo es que se le empleara como peleador de reserva, subiendo al ring para los compromisos más fuertes fuera de México y cubriendo así el récord o la clasificación de otros de sus compañeros.  

Alameda se impuso en su primer Torneo Estatal allá por 2009; consiguió 4 medallas de Oro, dos de Plata y una de Bronce en su andar por Olimpiadas Nacionales y torneos de Primera Fuerza hasta el 2014 que se decidió a incursionar en el profesionalismo al no encontrar el apoyo que requería y sentirse como un elemento de banca.

“Es una etapa muy fuerte, donde pienso que muchas veces merecía mejores oportunidades, a veces me daba la impresión que me tocaba pelear con los más duros para cuidar a otros compañeros, la gente del equipo no supo valorarme y solo me veían como el relleno del equipo por lo que me cansé y decidí irme al profesional, a hacer mi propia carrera y no estar dependiendo de nadie”.

Ya en su etapa profesional se mantiene actualmente como peleador invicto, con marca de 22-0 y 11 KO´s, marca que busca incrementar este sábado 21 de julio en Ixtapa-Zihuatanejo frente al peligroso capitalino Salvador "Peloncito" Juárez, pelea semifinal de la gala que presenta Promociones del Pueblo con el apoyo de Cavall Sport y Playboy México, la cual llegara a todo México por la señal de Televisa Deportes y los tradicionales "Sábados de Box".

No hay comentarios.:

Publicar un comentario